Las redes sociales y su uso desde ambos lados del recruitment

Podríamos decir que la tecnología y las redes sociales han cambiado el mundo, o dicho de otro modo, la manera en la que actúa esta sociedad tecnológica en la que vivimos, No se trata de la necesidad de compartir la foto del viaje a Bali, subida con total alevosía para crear envidia, sino de la influencia de las redes. El acrecentado peso de estas tecnologías han cambiado el modo de actuar del mundo, el deseo de proyectar una imagen idealizada de uno mismo, no. 

El avance de la tecnología, y su consiguiente digitalización han supuesto un gran avance a la hora de optimizar el tiempo y mejorar la productividad de las empresas. Ejemplo de esto es la automatización de algunas tareas donde el factor humano no aporta un valor añadido y suponen una gran carga de tiempo. Gracias al avance tecnológico, aplicaciones como la IA son una realidad, haciendo que los procesos se agilicen y que los equipos ganen en flexibilidad.

Dentro de estos avances tecnológicos también se encuentran las redes sociales y su notoria influencia. Estas plataformas han hecho que estemos, por una razón u otra, pendientes casi siempre de sus novedades y notificaciones. Además de ser un espacio donde fomentar envidia y la imagen de una vida perfecta, las redes sociales han ganado una nueva acepción con la incursión del ámbito laboral. Se han traspasado las barreras de las relaciones personales (sean del tipo que sean), y se ha ampliado el mundo de las redes gracias a la llegada del perfil profesional y empresarial.

Las empresas pueden utilizar las RRSS para conectar con posibles candidatos, transmitir valores, mejorar el employer branding o crear conexiones con posibles partners.

Por otro lado, los candidatos pueden mostrarse de una manera tremendamente fácil y sencilla en el mercado laboral, y además, sin salir de casa. Las RRSS permiten al candidato postular a una oferta, contactar con empresas que le interesan, o que incluso sean las propias empresas las que le contacten debido a su perfil en estas redes.

Las opciones son muy amplias para ambos casos, por lo que vamos a indagar un poco mas en las opciones que nos ofrecen las RRSS desde los 2 puntos de vista

RRSS para la empresa

SOCIAL MEDIA

El uso de las redes sociales en el marco empresarial ha crecido mucho, y no, las horas "invertidas" en Facebook/WhatsApp durante la jornada laboral no cuentan. Debido al notable aumento en el uso de las redes sociales, las empresas se han visto en la obligación de afrontar y adaptarse a esta tendencia, siendo estas unas buenas prácticas para poder hacerlo.

  • Presencia en redes:
Hoy en día tener presencia en redes sociales se ha convertido en un "must do" para las empresas. Crearse una cuenta en Tinder quizás no sea muy práctico para esto, pero tener perfiles en redes como Twitter o Linkedin es básico hoy en día. Estas dos son las que más ayudarán a buscar y captar el mejor talento, y una vez encontrado, ver como actúa o los gustos que tiene.
  • Employer branding:

Gracias a estas redes es posible impulsar el employer branding, transmitiendo a la audiencia los valores de la empresa y sus objetivos. Es una buena manera de generar interés hacía la compañía. ya que de este modo los talentos conocerán la marca y podrán decidir si encajan en ella, ayudando así a una primera criba por ambas partes

  • Acercar y analizar a los talentos:

Crear contenido es otra de las prácticas que una empresa deber hacer, ayudando a acercar y reclutar a los profesionales que podrían ser parte de la empresa en el futuro. Después de un análisis sobre los talentos, sabremos cuales son sus intereses, cómo se comunican o que hacen, y dependiendo de los intereses o inquietudes de los talentos, la empresa y sus contenidos se podrán adaptar a eso.

  • Interactuar 

Interactuar con los talentos creando debates acerca de temas que interesen a ambos, puede ayudar con la atracción y selección de los candidatos. Estos se sentirán más ligados a la compañía, aumentando las ganas de ser parte de ella y facilitando a la empresa la selección.

 

RRSS para el candidato

#

Tampoco nos referimos con esto a mirar en Linkedin donde están y de que trabajan todas y cada una de las personas de tu antigua clase de universidad. Linkedin si, crear una red de amistades de épocas pasadas, no .

La tecnología y el mundo de las redes sociales han ampliado considerablemente la comodidad y las opciones de los candidatos. Es posible conseguir un trabajo desde el sofá de casa y en pijama. Las redes sociales como Linkedin permiten encontrar vacantes libres, y herramientas como la vídeo entrevista en diferido hacen que se pueda realizar una entrevista cuando y desde donde uno desee. Comodidades del siglo XXI.

Estas facilidades para conectar hacen de escaparate para el candidato, siendo su perfil facilmente visible para las empresas sin esfuerzo alguno. Al igual que es más fácil para un recruiter encontrar perfiles que le interesen, también es más fácil para un candidato encontrar una empresa u oferta que le atraiga. El mercado laboral está ahí y es muy fácil exhibirse, solo hace falta un perfil actualizado y atacar a golpe de clic y post. Crear contenido relevante o interactuar con gente y grupos de interés, son prácticas que pueden ayudar a la hora de encontrar trabajo en este mercado digital que nos ofrecen las redes sociales.

Sin embargo, esta facilidad para conectar hace a su vez que el candidato esté muy expuesto. Cada vez más empresas hacen una búsqueda del candidato en RRSS con el objetivo de indagar en su persona y ver si el fit con la empresa es bueno. Por esta razón hay que tener cuidado con el contenido que se sube a las redes, ya que es totalmente accesible para todo el mundo. 

Para evitar sustos de última hora, y que un recruiter no de marcha atrás cuando ve las fotos nocturnas que se suben al perfil, existen varias soluciones. Una podría ser disponer de 2 perfiles diferentes, pudiendo separar así a la persona que a las 5 de la mañana está pleno proceso de selección de una discoteca, y a la que trabaja de verdad. El perfil profesional estaría dirigido a subir contenido relevante y que proyecte la imagen que se desea hacia las empresas, trabajando de este modo también la relación con las mismas. De este modo, el perfil personal se mantendría solamente para las personas más cercanas, pudiendo compartir ahí otro tipo de contenido y de una manera siempre consecuente. Esta práctica es bastante común, ya que se consigue dividir la vida personal y laboral a la vez que permite mantener ambas en las redes.

Otra opción es ajustar la privacidad de la cuenta, pudiendo limitar así quien ve el contenido que se sube a las redes sociales. Esto permite decidir quien quieres que vea el perfil, pero hay que tener en cuenta que no dejar ver el perfil a una empresa puede acarrear consecuencias negativas.

IPHONE

Puede gustar más o menos, ser el eje de tu vida o no tener perfiles en las redes, vivir de ellas u odiarlas. Es verdad, las redes sociales traen consigo muchas, y muy diferentes, opiniones. Lo que es unánime a pesar de esta disparidad, es que la repercusión de las redes sociales en la sociedad actual es muy grande, incluso en el ámbito laboral. 

Un candidato madrileño puede contactar con una empresa China, hacer pruebas de selección con ella, tener una entrevista y firmar el contrato todo sin salir de casa y casi solamente con las RRSS. ¿Hace 20 años quién se podría imaginar que esto sería una realidad? Ni el mismísimo Doc de "Back to the Future" se plantearía esto sobre los procesos de selección.

Es una realidad, y puesto que de momento no tenemos ni coches voladores ni máquinas del tiempo, toca adaptarse. Seguir estos consejos ayudará a poder sacar el máximo del marco en el que vivimos, evitando así una ruptura en el espacio tiempo y en el mercado laboral. 

#Innovación #Reclutamiento Digital

Artículos sugeridos

motif_easyrecrue