¿Cómo mejorar la productividad y el rendimiento en tu empresa?

Las empresas ya saben que la diversidad de perfiles va más allá de una simple cuestión de género. En las campañas de sensibilización se tiende a hablar de «pluralidad» para concienciar sobre los beneficios de esta nueva filosofía de configuración de equipos; y, concienciar está bien, pero convencer está aún mejor y mejorar la productividad y el rendimiento en tu empresa también es un punto fuerte.

No obstante, aún hay empresas que no ven la diversidad como un valor añadido: piensan que es una cuestión de moda para dar buena imagen, pero que, a la hora de la verdad, no supone ningún beneficio real para la empresa. Por otro lado, muchas de las organizaciones que intentan diversificar sus equipos para mejorar su imagen corporativa no van más allá de la discriminación positiva. 

Pese a que la mayoría están de acuerdo cuando se habla de la riqueza que aporta trabajar con perfiles diversificados, continúan actuando según los mismos hábitos tradicionales. La diversidad laboral está relacionada con mejorar la productividad de la empresa.

En este artículo te demostramos que existen argumentos innegables, más tangibles y reales que apelar a la discriminación positiva y a la caridad de las empresas para contratar a otro tipo de perfiles. ¿Y si hablamos de rendimiento?

En la batalla contra la discriminación, nos hemos posicionado en el bando que lucha por abrir fronteras, deshacerse de estigmas y explorar nuevos horizontes. Si los argumentos por la diversidad utilizados hasta ahora no han surtido efecto, es porque iban destinados a ablandar corazones, no a convencer a la razón.

No todos somos iguales y en esa realidad reside nuestra fuerza: criterios como la variedad étnica, cultural, social o factores como la edad, género, preparación o experiencia son vectores de rendimiento para las empresas lo que contribuye a mejorar la productividad.

¿Por qué la diversidad laboral contribuye a mejorar la productividad de una empresa?

#1. Diversificar para optimizar resultados: la prueba en cifras

En enero de 2015, el gabinete McKinsey publicó un informe sobre la diversidad en el trabajo («Why diversity matters») que comparaba la actividad y el rendimiento de 366 grandes empresas de Estados Unidos, América Latina y Reino Unido en términos de diversidad.

Los resultados no dejaron lugar a duda: las empresas con mayor igualdad de hombres y mujeres tenían índices de rendimiento un 15% por encima de la media nacional y aquellas con variedad étnica y cultural en sus equipos superaban a la media en un 35%.

Por otro lado, las empresas menos inclinadas a la diversidad (de género, etnia o cultura) tenían un rendimiento ligeramente por debajo de la media nacional. Con estos datos el estudio probó que la diversidad es un factor clave para el rendimiento de las empresas.

No obstante, debemos ser críticos y cuestionar las causas: ¿por qué las empresas con equipos de líderes diversificados tienen mayor éxito (en general) que el resto? las respuestas son muchas y todas apuntan en la mima dirección.

Por un lado, las diferentes trayectorias profesionales y perfiles de los managers ofrecen a la empresa redes más amplias y les permiten ampliar su entramado de conexiones profesionales.

iStock-832254050

Por otro lado, valorizan la marca corporativa de la empresa y hacen que los mejores talentos, en ocasiones ocultos tras un perfil atípico, se sientan atraídos por esta prueba de apertura.

La diversidad actúa como un imán para candidatos difíciles de contratar, especialmente los perfiles jóvenes, más sensibilizados contra la injusticia y la intolerancia.

Al favorecer la igualdad de oportunidades en los puestos de responsabilidad se crea un círculo virtuoso: un equipo de managers diversificado tenderá a contratar a equipos a su imagen, a no despreciar a los perfiles atípicos y a considerar la heterogeneidad como una herramienta para el éxito de la empresa.

Los estudios también han probado que un entorno de trabajo plural es sinónimo de una mayor capacidad de resolución de problemas y de comprensión de las expectativas del mercado y de los clientes.

Además, potencia la creatividad y la evolución interna de las empresas gracias a los diferentes puntos de vista, personalidades y referentes culturales. Todo esto para reafirmar que la diversidad no es ni un proyecto filantrópico, ni una utopía humanista aplicada al mundo del trabajo. Es una realidad efectiva, eficiente y eficaz. Para que nos entendamos, ¡es una metodología que funciona!

Rendimiento-laboral

 

#2. Para diversificar, recluta candidatos de otra manera

Obviamente, el papel de los RRHH en la transformación del pensamiento y de las nuevas formas de contratar es fundamental: ellos son la puerta de entrada y garantía de la diversidad corporativa.

De ellos depende desafiar a los managers a cambiar sus puntos de vista y expectativas de contratación. A menos que estos ya apuesten por los beneficios de la inclusión y busquen enriquecer sus equipos con perfiles diversificados y complementarios.

También es necesario tomar nota de los cambios de opinión de las nuevas generaciones de candidatos que llegan al mercado laboral, atraídos por el « ¡Sé tú mismo!» y que no quieren cambiar su forma de ser para encajar en los moldes impuestos por las empresas.

Sin embargo, este deseo de cambio de opinión por parte de los recruiter requiere una modernización de los enfoques de reclutamiento. Y para ello, ¿por qué no introducir soluciones digitales en los procesos?

Estas nuevas herramientas permitirán superar las limitaciones de los CV «en papel». Uno de los mejores ejemplos de este tipo de tecnología es la entrevista en vídeo diferido.

Mejorar-la-productividad-laboral

Es un catalizador de diversidad: al cederles la palabra a los candidatos, se les permite darse a conocer con más objetividad y a los recruiters replantearse sus criterios de selección o incluso pensar de manera diferente: un perfil que, a priori no convence, podría seducir por su implicación en las misiones, curiosidad y dinamismo. 

El recruiter puede encontrar ese «tiene algo» que CV tradicional no podría expresar. De hecho, gracias a la gran cantidad de tiempo que se gana con la vídeo entrevista muchos profesionales la utilizan para hacer la preselección: se valora a un 25% más de candidatos de media, con lo cual, la posibilidad de encontrar a nuestros valorados perfiles atípicos aumenta considerablemente.

Y para aquellos que afirman que la vídeo entrevista es discriminatoria, nuestra respuesta es simple: la discriminación no está en la herramienta, sino en los ojos del que la utiliza.

La diversidad es asequible, está ahí afuera, esperando a que le tendamos la mano para demostrarnos todo su potencial. Y si los beneficios humanos siguen sin convencerte, quizás las buenas perspectivas de aumento de rendimiento puedan hacerte cambiar de idea.

¿Cuáles son las claves para mejorar la productividad de una empresa?

Podríamos decir que la diversidad no es el único factor que interviene y ayuda a mejorar la productividad de tu negocio, sino que, también podemos destacar otros aspectos clave para que esta actividad se lleve a cabo:

  • Priorizar las tareas que se van a realizar de forma mensual: Es importante tener en cuenta este punto a la hora de querer mejorar la productividad de una empresa, ya que cuando se trabaja con objetivos los trabajadores se ven más implicados en cada una de sus labores y lucharan por llegar a conseguir su meta.
  • Se deben crear equipos de trabajo en buenas condiciones: El crear ese ambiente de trabajo en equipo en tu empresa es un aspecto clave a tener en cuenta si quieres mejorar la productividad de tu negocio. Que el equipo cuente con todos los medios necesarios para el desarrollo de sus tareas también va a jugar un papel importante en este proceso de mejora de la productividad.
  • Fomentar el Bridge Building: El saber cómo construir estos puentes entre departamentos a través de estructuras horizontales acabaran con el concepto de empresa jerárquica.
  • Motivar y estimular a los trabajadores va a ser otro de los factores que te ayuden a mejorar la productividad de tu empresa de forma constante. El hecho de delegar trabajo en otras personas es una señal de responsabilidad que motiva al empleado y hace que este se siga esforzando día a día para sacar el trabajo adelante.
  • Tener una comunicación organizacional en la que el flujo de información y la comunicación interna entre los departamentos y los empleados sea fluida y por lo tanto ayude a mejorar la productividad en el negocio.
  • Tener una buena organización interna: Es importante que en tu empresa se marquen rutinas de trabajo que ayuden a cada uno de los empleados a saber que tiene que hacer y cuál es la situación de la empresa en su sector. El tener una organización interna favorable es una de las claves para mejorar la productividad de tu empresa que te ayudará a crecer a un ritmo bastante rápido.

Estos son algunos de los factores que se suman junto a la diversidad laboral, para que el desarrollo de tu empresa sea lo más efectivo posible.

Si todavía te ha quedado alguna duda acerca de cómo mejorar la productividad de tu negocio, no dudes en ponerte en contacto con EasyRecrue. Somos especialistas en llevar a cabo este tipo de análisis, y por ello obtendrás los resultados más fiables que te puedan dar. ¡Contáctanos!

New call-to-action

#Perfiles atípicos #Diversidad

Artículos sugeridos

motif_easyrecrue
Entrevista: ¿cómo incluyen las empresas la discapacidad y se comprometen con la diversidad?
En España, en los últimos años, el Gobierno ha desarrollado...

#Employer Branding #diversidad

Leer mas >
Inteligencia artificial: una apuesta por la diversidad

Ninguna tecnología es capaz de sustituir las competencias del...


#Digital Recruiting #diversidad

Leer mas >